Frutillar: Completo Abandono para 300 alumnos, Escuela Arturo Alessandri Palma en paro.

0
3

Quizás por fuera parece una antigua casa caída en el abandono desde hace años en la turística ciudad de Frutillar, Pero no, lo cierto es que se trata de una escuela, donde las cosas ya no dan para más, tanto así que los docentes decidieron iniciar una paralización exigiendo condiciones dignas para sus alumnos, las estufas para los niños lucen muy bien en los pasillos embaladas y nuevas.

Mucho Frío, piso con tablas podridas y hoyos, estufas inutilizables, un fuerte olor a humedad, salas inhabilitadas, son parte del día a día de los alumnos y profesores de la Escuela Arturo Alessandri Palma, que cuenta con una matrícula de 300 escolares.

El vocero de los profesores y presidente del magisterio en la comuna, Marco Mayorga dio a conocer que el año pasado también realizaron un paro, pero pese a los acuerdos, las cosas no cambiaron, por lo que se encuentran desarrollando una nueva medida de presión.

El docente además acusó falta de voluntad política de las autoridades para resolver la lista de problemas que aquejan al establecimiento.

Mayorga con pesar reconoce que mantenerse movilizados es una situación difícil, pero de lo contrario no estarían brindando a los alumnos lo que corresponde como sistema, puesto que el establecimiento está muy lejos de tener las condiciones mínimas.

En conversación con Radio Bío Bío, el docente contó que durante el verano no fueron instaladas las estufas a combustión lenta comprometidas.

Según confesó, a causa de esto no cuentan con calefacción en todo el año -lo que es grave considerando el clima de la región- esto lleva a que escolares deben agregar “una frazadita en sus mochilas” para así protegerse del frío.

Los docentes han llevado calefactores desde sus hogares al colegio, para el bienestar de sus alumnos.

Esto implica un incumplimiento del decreto 548 del Ministerio de Educación, respecto a las condiciones mínimas de calefacción para las clases.

A estas falencias se suma el mal estado del piso, que al ser de madera está podrido y en algunas partes ha cedido, poniendo en peligro la seguridad de los estudiantes.

Las instalaciones de redes de agua potable, el comedor de los profesores, la biblioteca que se encuentra inutilizable, y el patio techado donde un sector se encuentra resguardado con vallas papales, ya que el piso cedió, son otros de los daños que evidencia el añoso recinto.

La secretaria del Centro de Padres de la Escuela Arturo Alessandri Palma, Yazmin Inostroza, dijo que conocen el mal estado del establecimiento, pero no les queda otra que seguir mandando a sus hijos a clases, con el riesgo latente de accidentes.

Según constató Radio Bío Bío en la zona, los niveles de prekinder y kinder cuentan con un patio en condiciones asquerosas, por lo que los menores deben pasar encerrados en sus salas todo el día.

Por su parte, la directora del recinto, Aurora Leiva, quien asumió el cargo en octubre del año pasado, destacó que la comunidad escolar es muy unida, pero asegura que llegó a una escuela fracturada física y anímicamente.

A juicio de Leiva, la única solución que ve es derribar la escuela, porque los espacios no son adecuados para que un niño aprenda.

De hecho dio a conocer que, según bomberos, la escuela tiene muchos factores de riesgo y no cuenta -entre otras cosas- con zonas de seguridad donde refugiarse en caso de emergencia.

Asimismo en conversación con Radio Bío Bío, reconoció que le dueleque sus alumnos no reciban más y a su juicio el mensaje que se les entrega a los niños con el colegio en ese lamentable estado es “no pueden más, no merecen más, es lo que tienen y salgan de acá como puedan“.

La directora agrega que es la educación pública la que debe hacerse cargo de todos en el sistema, poniendo énfasis en los más vulnerables, lo que en este caso no se estaría cumpliendo.

Diego Barría | RBB

Además llamó a las autoridades a hacerse cargo, ya que la solución está en manos tanto del gobierno regional como del central, y necesitan de forma urgente un plan de contingencia, asegurando que “los niños aman su escuela“.

De momento la escuela permanece cerrada hasta que se subsanen algunas de las graves falencias. Sin embargo, Leiva cree que lo mejor sería reubicar de manera momentánea a los alumnos en colegios que tengan la infraestructura adecuada.

Aurora Leiva aseguró que si un colegio de Santiago presentara estas condiciones, habría sido cerrado de inmediato, pero como ocurre en el sur del país, sienten que son menos escuchados.

La directora dijo que los docentes incluso han llevado calefactores desde sus propias casas para mejorar las condiciones de sus estudiantes o bien han reparado ellos parte del piso.

Según contó, hace un tiempo les fueron enviados vidrios para reponer algunas ventanas, pero estas no tenían siliconas para sellarlos, lo que representa una dificultad, puesto que no cuentan con una caja chica como para solventar estos gastos.

Si bien valoró que el alcalde fue hasta el lugar para conversar con ellos, expresó que necesitan soluciones urgentes, porque cuentan con un excelente capital humano, destacando que los profesores prefieren velar por el bienestar de los 300 alumnos y sus respectivas familias, quienes confiaron en su proyecto educativo.

biobiochile.cl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí