Seminario de canoterapia rescató el valor de la mascota en la rehabilitación

0
147

Especialistas profundizaron sobre la importancia de las mascotas en el contexto social y la rehabilitación de niños.

Casi de manera automática cuando vemos a un perro no podemos evitar hacerle cariño o llamar su atención. Sin embargo, si este va con su amo o usuario no vidente podría desconcentrar al can. Y es que, en Chile, cada vez son más las personas que confían en una mascota como parte de su rehabilitación o diario vivir. Por algo muchos los consideran como un elemento relevante a la hora de hablar incluso de asistencia emocional.

Esta tendencia fue reflejada y analizada por la carrera de Kinesiología de la Universidad San Sebastián en un seminario efectuado en el Aula Magna de la Casa de Estudios en Puerto Montt. La actividad tuvo la colaboración de la Corporación Dos Amigos, institución que lleva más de 15 años compartiendo experiencias con animales al servicio de la salud

“Nuestro objetivo es difundir y crear conciencia de lo que es la canoterapia, las historias, experiencias y lo que nosotros hemos trabajado para potenciar esta terapia a nivel regional”, expresó Daniela Urdangarin, kinesióloga especialista en canoterapia y voluntaria en Corporación Dos Amigos.

Juan Cristobal Guerrero, director de Kinesiología USS en Puerto Montt, indicó que “en una sociedad que olvida los derechos de los animales, es importante destacar el rol que ellos aportan a nuestras vidas. Como mascotas, como compañeros, como guías y como parte de la rehabilitación, por eso asumimos esta responsabilidad de traer este tema a la comunidad”, apuntó.

Perros como sociabilizadores

“Si en un grupo de niños hay uno que esté en sillas de ruedas, lo más probable es que él vea como los demás juegan entre ellos y lo aíslen. Contrariamente, si este chico con discapacidad está con su “perrito” es bastante probable que serán ellos quienes se acerquen a preguntarle por el perro y a jugar con ellos”. Así expresó el concepto de “sociabilizadores” el médico veterinario y máster en Etología Clínica, Pablo Gómez, durante el seminario.

La sociabilidad que crea una mascota es tan llamativa, puesto que los perros captan el 90% del lenguaje no verbal de los humanos, lo que hace generar una gran empatía entre el usuario y el guía.

A su vez, es importante destacar que algunos mitos y creencias sobre qué razas son mejores y peores para esta terapia son falsas. Todo dependerá del proceso de adiestramiento y la experiencia que necesite el usuario junto a su perro guía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí