Argentina: Autoridades no logran dar calma y Bolsa es la de peor desempeño en el mundo

0
2406

En la Bolsa de Buenos Aires el principal indicador, el Merval, extendió su baja y se desplomó 10,44%.

Pese a los intentos del nuevo ministro de Hacienda argentino, Hernán Lacunza, y del presidente del Banco Central, Guido Sandleris, quienes esta mañana trataron calmar a los mercados con conferencias de prensa por separado previo a la apertura de las operaciones, la bolsa y el peso argentino iniciaron la jornada con pérdidas y analistas preveían que la volatilidad seguirá marcando la pauta en medio de la incertidumbre política y financiera que afecta al país, tras el resultado de las elecciones primarias.

“Las conferencias de prensa dejaron sabor a poco. Buenas intenciones pero escasas medidas. Seguimos pensando que los activos financieros seguirán muy presionados por la delicada posición técnica”, dijo la consultora Delphos Investment en comentarios reproducidos por la agencia Reuters.

“Se tomaron medidas políticas y económicas para generar tranquilidad, pero la volatilidad sigue activa”, reportó Portfolio Personal Inversiones (PPI).

En la Bolsa de Buenos Aires el principal indicador, el Merval, extendió su desplome y cerró con un descenso de 10,44% a 27.233,19 puntos, convirtiéndose en el mercado con peor desempeño en el mundo y anotando su menor nivel desde el 30 de agosto. De este modo el indicador acumuló un retroceso de 38,6% desde el lunes de la semana pasada, luego que el candidato opositor, Alberto Fernández, encabezara las encuestas en las elecciones primarias.

En tanto el peso argentino se apreció un leve 0,47%, a 54,71/54,74 tras una masiva venta de dólares por parte del Banco Central, después de haber iniciado las operaciones con un retroceso superior al 1%. La moneda acumula un descenso superior al 31% en lo que va del año, convirtiéndose en la divisa más depreciada a nivel mundial.

El riesgo país realizado por el banco JP.Morgan se ubicaba en 1.867 puntos básicos, lo que representaba una baja de 0,8% respecto al lunes, aunque con fuerte salto desde los 1.659 del viernes.

Ayer los mercados estuvieron cerrados en Argentina debido a que era feriado, pero las cotizaciones de las acciones en Wall Street continuaron registrando un desempeño negativo.

Semana para el olvido

La semana pasada el peso argentino se desplomó 17,58%, la bolsa cayó más de 30% y el riesgo país alcanzó su nivel más alto desde 2008, luego del resultado de las elecciones primarias en las que quedó casi descartada una reelección del presidente Mauricio Macri, poniendo en duda la continuidad de sus políticas.

Además los inversionistas temen que en un eventual gobierno de Fernández se vuelvan a aplicar restricciones a las compras de dólares, tal como ocurrió en la administración de su compañera de campaña Cristina Fernández.

El pesimismo de los inversionistas tuvo eco también en las evaluaciones internacionales. Dos de las tres principales agencias de calificación de riesgo, Standard & Poor’s y Fitch, rebajaron el viernes la nota para la deuda soberana de Argentina y empeoraron sus proyecciones para la economía, debido a la incertidumbre tras el resultado eleccionario.

El exministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, renunció el sábado a su cargo“en virtud de las circunstancias”, menos de una semana después de la caída electoral. Lacunza se desempeñaba como ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires.

En medio de la crisis el presidente Mauricio Macri anunció el miércoles medidas para aliviar la situación de los argentinos las que incluyen elevar el sueldo mínimo y bono para los empleados públicos, entre otras.

Mensaje

En su primeras declaraciones tras asumir esta mañana su cargo, el nuevo ministro de Hacienda de Argentina, Hernán Lacunza, intentó calmar a los mercados y señaló que uno de sus objetivos principales será estabilizar el tipo de cambio.

La prioridad será “garantizar el tipo de cambio como objetivo de primer orden en este proceso electoral”, señaló Lacunza en conferencia de prensa.

También salió a dar un mensaje de tranquilidad el presidente del Banco Central de Argentina, Guido Sandleris, quién aseguró que la entidad continuará con la política de intervención cambiaria y descartó cualquier plan alternativo en materia monetaria.

“Hay un amplio consenso de que el tipo de cambio es ahora muy competitivo. El Banco Central continuará utilizando una política monetaria restrictiva”, afirmó.

la tercera.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí